Programa de reconstrucción, reparación o reubicación (R3)

Programa de reconstrucción, reparación o reubicación (R3)

El 31 de julio de 2019, el Departamento de la Vivienda anunció el inicio de su Programa de Reparación, Reconstrucción o Reubicación, también conocido como el “Programa R (3)”. En este documento, encontrarás un resumen así como respuestas a preguntas claves sobre el Programa R (3) como para qué es, quién es elegible y cómo se solicita. Nuestro propósito es educar, informar y generar discusiones en torno a la recuperación justa de Puerto Rico.

¿Qué es el Programa de Reparación, Reconstrucción o Reubicación?

  • El Programa R (3) está dirigido a personas cuyos hogares no están en condiciones adecuadas para ser habitados a raíz del paso de los huracanes Irma y María. Según el Departamento de la Vivienda, su objetivo es proveer viviendas dignas, seguras e “higiénicas” a través de tres tipos de asistencia: reparación, reconstrucción y reubicación.
  • El Programa R (3) está financiado con fondos CBDG-DR asignados a Puerto Rico luego de los huracanes. Específicamente, cuenta con una partida de 2,175 millones de dólares de los cuales actualmente hay 775 millones disponibles.

¿Cuál es la diferencia entre reparar, reconstruir y reubicar?

  • Reparación: Cuando arreglar la vivienda cueste menos de $60,000 o de la mitad del valor actual de la casa, lo que sea menor, ésta será reparada. Se asignarán hasta $60,000 para la reparación.
  • Reconstrucción: Cuando arreglar la vivienda cueste más de $60,000 o de la mitad del valor actual de la casa, lo que sea menor, ésta será reconstruida. Se asignarán hasta $150,000 para la reconstrucción.
  • El Programa R (3) no le dará dinero a quienes soliciten sino que le pagará a las compañías contratistas escogidas por el Departamento de la Vivienda para llevar a cabo las labores de reparación y reconstrucción.
  • Reubicación: Las viviendas en áreas denominadas como “peligrosas" (zonas inundables o con riesgo de deslizamiento) que requieran mejoras sustanciales no serán arregladas. Las personas que residan en dichas viviendas sólo tendrán la alternativa de ser reubicadas.

¿Qué es una “mejora sustancial”?

  • Una mejora sustancial es cualquier reparación, reconstrucción, modernización o mejora a la casa cuyo costo sea igual o superior al 50% de su valor en el mercado. Por ejemplo, si su vivienda tiene un valor actual de $30,000, una mejora sustancial sería cualquier reparación, reconstrucción, modernización o mejora que sea de $15,000 o mayor.

¿Cómo y dónde puedo solicitar al Programa R (3)?

  • Las personas que quieran solicitar el programa pueden descargar la aplicación móvil CDBG-DR, llamar al 1-833-234-2324 para coordinar una cita, acceder a la página web www.cdbg-dr.pr.gov o visitar uno de los centros del programa que estarán abiertos en los municipios de Aguadilla, Bayamón, Carolina, Guayama, Orocovis y Ponce

¿Quiénes serán elegibles? 

Para que una persona pueda solicitar al programa R3, tiene que:

  • Ocupar como residencia principal una vivienda afectada por los huracanes
  • Cumplir con los niveles de ingresos Bajos a Moderados de HUD
  • Ser dueña de la vivienda

No importa que le haya denegado asistencia FEMA. Sin embargo, no podrán solicitar aquellas personas que habían recibido asistencia federal de parte de FEMA o de SBA para los huracanes Irma y/o María y que pudieron reparar sus hogares. Estos fondos solo se pueden usar para atender necesidades no cubiertas por las ayudas de FEMA y SBA.

¿Qué documentos debo presentar?

  • Identificación con foto emitida por el gobierno estatal o federal
  • Evidencia de titularidad o declaraciones juradas que validen que es dueña
  • Evidencia de ingresos
  • Evidencia de que posee seguros privados, de ser necesario

¿Qué hago si no tengo una escritura de propiedad?

Las personas que solicitan el programa tienen que presentar evidencia de titularidad sobre la propiedad afectada. Esto puede ser una escritura pública, una certificación registral o una declaratoria de herederos.

 

Si no tiene estos documentos, se puede proveer documentación alterna. Vivienda exige una Declaración Jurada que incluya (1) el periodo de tiempo que la persona solicitante haya vivido en la propiedad afectada por el desastre y (2) una explicación de las circunstancias que impiden la verificación ordinaria de su titularidad.

 

Se debe presentar uno de los siguientes documentos con la Declaración Jurada:

  • Estado de cuenta expedido por CRIM
  • Documentos de hipoteca o libreta de pagos
  • Seguro de propiedad que indique dirección
  • Testamento autenticado por el Tribunal
  • Testamento acompañado con Certificación de Vigencia
  • Orden o Sentencia del Tribunal concediendo derecho sobre la propiedad
  • Sentencia de divorcio concediendo derecho sobre la propiedad
  • Contrato Privado de Compraventa: solicitante deberá someter documentos complementarios
  • Evidencia de “derecho de uso” y/o “derecho de construcción” de acuerdo con leyes y reglamentos aplicables
  • Otros documentos serán revisados caso a caso

Bien utilizados, los fondos CDBG-DR y el Programa R (3) podrían presentar una oportunidad para que las comunidades aseguren viviendas dignas, infraestructura adecuada y recuperación económica. Mal utilizados estos fondos no llegarán a las comunidades que más los necesitan, terminarán beneficiando a sectores particulares y podrían justificar desplazamientos. En un contexto de crisis económica extendida y ante el aumento de la desigualdad tras los desastres, urge canalizar estos recursos de forma efectiva y con miras a la recuperación justa y sostenible de Puerto Rico.

 

Ante la situación actual que el País está enfrentando de corrupción y mal manejo de fondos federales, existe una preocupación unánime a través de toda la Isla de que el Programa R (3) vaya a ser otro esquema de los abusos que hemos vivido desde el paso de los huracanes Irma y María. Por ende, tenemos que ser más exigentes antes de permitir que el Departamento de la Vivienda comience a utilizar los fondos.  

 

Actualmente, la política del Plan de Acción y el Programa R (3) se presta para el desplazamiento y discrimen hacia las familias que se encuentran en zonas de riesgo o que no tengan título de propiedad. Para poder asegurar una Recuperación Justa, le exigimos al Departamento de la Vivienda que adopte las siguientes medidas al implementar el Programa R (3): 

Anunciar algo nuevo

Sobre los documentos alternos para demostrar que una persona es dueña

No existe un método alternativo uniforme cuando una persona dueña no tiene título de la propiedad formal, lo que podría hacer que muchas familias no puedan participar en los programas de CDBG-DR. Esto es lo que sucedió con FEMA, cuando casi 70,000 personas se quedaron sin asistencia. Sin un método alternativo uniforme es probable que la historia se repita. 

Por ende, el Departamento de Vivienda de Puerto Rico debe adoptar un documento uniforme, como una declaración bajo pena de perjurio, en lugar de una declaración jurada notarizada, que proporcione a los solicitantes un formulario estándar que sirva para evitar juicios arbitrarios.

Anunciar algo nuevo

Sobre la prohibición de reparar y reconstruir en zonas de riesgo:

El Plan de Acción prohíbe reparaciones que incluyen una mejora sustancial y reconstrucciones en zonas susceptibles a inundaciones o deslizamiento. Negarles a las personas reparar o reconstruir sus viviendas que están en zona de riesgo las expone a continuar viviendo en condiciones vulnerables y a una inseguridad mayor ante futuros desastres, obligándolas a decidir entre ponerse en riesgo o abandonar sus hogares.

Por ende, la mitigación debe ser una opción para promover comunidades resilientes y asegurar su derecho a permanecer cuando su seguridad sea garantizada. No contemplar mitigación puede llevar al uso caprichoso y arbitrario de los fondos. 

Anunciar algo nuevo

Sobre las políticas de minimización de desplazamiento:

El Plan de Acción y el Programa R (3) no incluyen una política clara y precisa sobre cómo el gobierno cumplirá con su obligación de minimizar desplazamientos a causa del proceso de reconstrucción, en violación de la notificación de asignación. Tampoco han publicado las guías sobre la aplicación del Uniform Relocation Act (URA). La falta de guías claras puede llevar a un manejo arbitrario y caprichoso del programa, una tasa alta de denegaciones de asistencia y desplazamiento de individuos que de otra forma carecerán de vivienda adecuada.

Por ende, se debe hacer todo lo posible para minimizar los desplazamientos, empezando con la publicación de una guía sobre la aplicación del Uniform Relocation Act (URA).

 

Leave a Comment





WordPress Video Lightbox