Los esfuerzos de apoderamiento legal que hoy son Ayuda Legal Puerto Rico nacieron de preguntas hechas en la oscuridad de un 21 de septiembre del 2017: ¿Cómo podemos estar presentes para nuestra gente? ¿Cómo es relevante la abogacía en una crisis como ésta? Desde ese día, nos prometimos acompañar utilizando nuestras herramientas de abogadas para proteger la vivienda digna y la recuperación justa. Lo que somos hoy es el resultado de esa promesa, cumplida junto a líderes, organizaciones y sobrevivientes.

 

Desde septiembre del 2017, hemos acompañado a más de 7,700 sobrevivientes de desastres a través de brigadas de apoyo legal, talleres educativos y de abogacía, las líneas de apoyo legal y esfuerzos de acompañamiento legal. Contigo sobrevivientes, organizaciones y grupos de todo Puerto Rico (y fuera)  aprendimos a ganar.

 

Logramos que FEMA reconociera el derecho de personas sin título formal a solicitar asistencia para reparar sus viviendas. El mecanismo creado por ALPR en el 2018 ahora beneficiará a sobrevivientes de desastres futuros.

 

Logramos que el gobierno flexibilizara el requisito de titularidad para reparar y reconstruir viviendas con fondos CDBG-DR.

 

Logramos que el Departamento de la Vivienda reconociera el derecho de las personas a elegir mitigación como una alternativa antes de ser relocalizadas.

 

La agencia creó una plataforma de datos para presentar el progreso del proceso de recuperación, como solicitaron ALPR y otras organizaciones.

 

Logramos la aprobación en ambos cuerpos legislativos de un proyecto para detener desahucios y ejecuciones ante desastres. Aunque el gobernador lo vetó, representó un importante logro para la defensa del derecho al techo en nuestro País.

 

Hoy somos reconocidas en Puerto Rico y en Estados Unidos como una entidad experta en abogacía y litigio sobre recuperación, fondos para la reconstrucción y vivienda.

 

Cuatro años de desastres nos han despojado de viviendas, espacios, recursos y personas. La desesperanza y el cansancio ante la inacción del gobierno son palpables y lo reconocemos en las voces y cuerpos de quienes acompañamos. También reconocemos la fuerza de quienes luchan por el derecho a quedarse en nuestro País. Con ustedes aprendimos a reconocer las victorias en un proceso que ha sido injustamente largo y complejo. Celebramos y honramos a cada persona y comunidad que ha confiado en nosotras y nuestro acompañamiento. A cuatro años del huracán María, el País que queremos y merecemos sigue siendo posible.

 

Leave a Comment





This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Calendario