El Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (Departamento) nos debe demasiadas respuestas. La demora inicial en la repartición del dinero destinado a ayudas urgentes es solamente uno de los grandes agravios del Departamento contra los derechos de trabajadoras jefas de familia. Otros son la inaccesibilidad de los servicios de la agencia en general, la inaccesibilidad de la información y la renuencia a contestar preguntas.

 

Esto lo conocemos a través de historias poderosas y desgarradoras de las personas a quienes brindamos acompañamiento legal gratuito a través de nuestras herramientas. Son estas historias las que nos empujan a continuar la abogacía para que estas personas tengan acceso a la asistencia, de forma ágil y digna.

 

Así, le hemos enviado tres cartas al Departamento en este último año, pidiendole aclarar dudas o brindar información pública. A esta fecha, no se ha contestado uno solo de los requerimientos.

A esta fecha, no se ha contestado uno solo de los requerimientos

Le estamos solicitando al Departamento información oficial sobre la cantidad de solicitudes de distintos beneficios, tanto presentadas como resueltas. Estamos solicitando aclaración sobre las normas que rigen los casos de madres que no pueden trabajar por cuido de menores. Pedimos información sobre el número de apelaciones, denegatorias y sus fundamentos. Queremos saber con precisión cuántas solicitudes quedan sin responder. Nos vimos obligadas a solicitar esta información por la ambigüedad en las representaciones del mismo Departamento en unos casos, y en otros casos por la falta de pronunciamientos.

 

Mientras no responde, el Departamento ha optado por publicar vídeos informativos o Facebook Live, lo que limita el número de personas que pueden recibir la información. En muchas ocasiones, las respuestas a las preguntas son vagas.  Por ejemplo, indicarle a personas solicitantes de desempleo por desastres que escriban por el messenger de Facebook si la cuenta de Fast PUA no abre, es inaceptable. Le corresponde al estado proveer una plataforma segura en la que sea razonable que proveamos la información. 

 

Hay tantas personas trabajadoras perdiendo sus empleos, otras haciendo malabares para no perderlos, yendo contra su propio bienestar. Otras crían sin ayuda, resistiendo ya sin saber si les despedirán o si tendrán que renunciar. Muchas se despiertan cada mañana sabiendo que ese puede ser el día en que tengan que escoger entre criar y sustentar. La aclaración de información y de datos certeros es un deber en ley del Departamento. No cumplir es otra violación más al derecho de quienes esperan asistencia para poder recuperarse de la pandemia y poder proveer sustento a sus familias. 

El Departamento nos debe respuestas

Leave a Comment





This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Calendario