¿Alquilas? Tienes derechos luego de un desastre

Durante el 2018, el 26% de las personas en Puerto Rico alquilaban su vivienda. Desde Ayuda Legal Puerto Rico hemos señalado que “[l]a falta de legislación protectora así como la desigualdad en la relación de arrendamiento expone a grupos vulnerables como son las envejecientes, estudiantes, inmigrantes y madres solteras”. Durante y después de un desastre, la vulnerabilidad de estas personas aumenta, particularmente porque los sistemas de seguro, asistencia gubernamental, y el derecho aplicable a los alquileres tienden a favorecer a las personas dueñas de la propiedad. Dicho eso, es importante recordar los derechos que cobijan a las personas que alquilan en un periodo de desastre.

Tienes derecho a una vivienda digna, segura, accesible y adecuada.

Todas las personas tienen derecho a una vivienda digna, segura, accesible y adecuada, incluso si vive en una propiedad alquilada. Estas personas tienen derecho a usar la vivienda de la forma en que fue acordada, a que no le impidan el uso de la vivienda mientras dure el término del alquiler, y a que la persona dueña de la vivienda haga las reparaciones necesarias para que pueda usarla según el contrato de alquiler. 

Estos derechos persisten en casos de desastre. De hecho, si la estructura o alguno de los muebles o enseres que pertenecen a la persona dueña de la vivienda sufrió daños en por los sismos, es muy probable que la dueña tenga la obligación de repararlos. Su primer paso debe verificar su contrato de alquiler. El contrato debe decir quién debe pagar por las reparaciones. Como regla general, quien vive la propiedad es responsable de hacer reparaciones menores y la dueña se encarga de los arreglos más grandes. Por su parte, la persona que alquila tiene la obligación de informarle a la dueña de la necesidad de hacer reparaciones.

Tienes derecho a recibir asistencia de FEMA.

Aunque las familias que alquilan no son elegibles para asistencia para arreglar la estructura de la vivienda, sí pueden ser elegibles para otras ayudas. Estas personas y familias, puede obtener fondos para reemplazar propiedad personal que les pertenecía y perdieron en el desastre. La propiedad personal incluye cosas como muebles, enseres y ropa. También podrían recibir asistencia para gastos médicos o fúnebres, o reemplazo de un vehículo de motor, siempre que el gasto o pérdida fuera a consecuencia del desastre. Incluso, pueden tener acceso a renta o vivienda transitoria si no pueden vivir en la casa actual. 

Por otro lado, es posible que la persona dueña de la casa decida cancelar el contrato y/o solicitar el desalojo de la propiedad en después de un desastre si la vivienda principal de la dueña sufrió daños. En esos casos, aunque la propiedad alquilada no haya sufrido daños, la persona que alquila y vive la propiedad puede ser elegible para asistencia de alquiler, pues fue desplazada por motivo del desastre.

No pueden ser desalojadas sin una orden.

En ocasiones, la persona dueña de una vivienda decide desalojar la propiedad luego de un desastre, ya sea porque la propiedad sufrió daños, o porque quiere irse a vivir a la propiedad, entre otros motivos. Sin embargo, es importante recordar que la dueña de la propiedad no puede sacarle por la fuerza, ni cambiar cerraduras ni de otra forma evitar que usted use o entre a la propiedad que alquila. Pero, por ejemplo, si usted incumple sus obligaciones o con el contrato, si deja de hacer el pago de alquiler o se venció su contrato, podría enfrentarse a una demanda de desahucio. 

Recuerde: Nadie tiene que irse de su hogar sin una orden judicial que lo ordene.

El desahucio es el proceso mediante el cual la persona dueña que arrienda su propiedad solicita al Tribunal que ordene a quien la alquila a salir de la propiedad. Este trámite se realiza mediante un proceso rápido. Es importante que tan pronto le notifique de una demanda de desahucio, busque información y decida si quiere contactar a un proveedor de servicios legales.

Información sobre los alquileres y los procesos de desahucio

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.