Hacia una recuperación justa

Recuperación Justa es un programa enfocado en la recuperación a largo plazo del impacto de los huracanes Irma y María en Puerto Rico.  En esta página encontrará un kit de herramientas de participación que incluye un glosario de términos, resúmenes de planes, conceptos claves y otro tipo de material educativo gratuito redactado en un lenguaje accesible e inclusivo. Además encontrará un área de análisis y abogacía donde promovemos políticas cuyo norte es alcanzar la recuperación justa.

Reclamos sobre el Programa de reparación, reconstrucción o reubicación (R3)

Bien utilizados, los fondos CDBG-DR y el Programa R3 podrían presentar una oportunidad para que las comunidades aseguren viviendas dignas, infraestructura adecuada y recuperación económica. Mal utilizados estos fondos no llegarán a las comunidades que más los necesitan, terminarán beneficiando a sectores particulares y podrían justificar desplazamientos. En un contexto de crisis económica extendida y ante el aumento de la desigualdad tras los desastres, urge canalizar estos recursos de forma efectiva y con miras a la recuperación justa y sostenible de Puerto Rico. Para poder asegurar la implementación equitativa del Programa R3, le exigimos al Departamento de la Vivienda que adopte las siguientes medidas:

  • Sobre los documentos alternos para demostrar que una persona es dueña: Sin un método alternativo uniforme para una persona dueña que no tenga título de la propiedad formal, muchas familias no van a poder participar en los programas de CDBG-DR. Más de 70,000 personas se quedaron sin asistencia de FEMA por esta misma razón. Por ende, el Departamento de Vivienda de Puerto Rico debe adoptar un documento uniforme, como una declaración bajo pena de perjurio, en lugar de una declaración jurada notarizada, que proporcione a los solicitantes un formulario estándar que sirva para evitar juicios arbitrarios y que la historia se repita.
  • Sobre la prohibición de reparar y reconstruir en zonas de riesgo: El Plan de Acción y las guías R3 prohíben las reparaciones que incluyen una mejora sustancial y reconstrucciones en zonas susceptibles a inundaciones o deslizamiento. Negarles a las personas reparar o reconstruir sus viviendas que están en zona de riesgo las expone a continuar viviendo en condiciones vulnerables y a una inseguridad mayor ante futuros desastres, obligándolas a decidir entre ponerse en riesgo o abandonar sus hogares. Por ende, el Departamento de la Vivienda de Puerto Rico debe considerar la mitigación como opción para promover comunidades resilientes y asegurar su derecho a permanecer cuando su seguridad sea garantizada.
WordPress Video Lightbox