Los huracanes acontecidos en el año 2017 afectaron gravemente los hogares de miles de familias en Puerto Rico. A la falta de respuesta adecuada por autoridades gubernamentales locales y federales se sumó el desastroso manejo de muchas moratorias que se otorgaron sin la debida orientación a muchos dueños de casas hipotecadas, algunas de las cuales posteriormente fueron ejecutadas.

Los terremotos que afectaron el sur del País no solo reabren traumas emocionales, sino también inequidades socioeconómicas. 

Reclamamos moratorias justas y claras, para las personas afectadas por los desastres

Los principios aquí recogidos son indispensables para proteger el derecho a la vivienda de estas familias.

1 Comment

  1. Iván Díaz Merced on January 17, 2020 at 5:57 pm

    Mucho ojo con eso de las moratoria. No hay una regla general. En María cada banco tenía su librito. Algunos bancos sólo posponian el pago hipotecario por un número de meses pero al cabo de la moratoria la gente tenía que pagar dichos meses o el banco procedía legalmente. En este caso del terremoto cada casa y caso debe ser visto en sus méritos primero. Si una casa hipotecada ha sido pérdida total o es inhabitable lo que procede es que se active el seguro de la propiedad, que para eso se paga, y asuma la liquidación de la misma conforme el contrato del seguro y reclamo de los acreedores que es otra historia y recordemos que el banco o acreedor hipotecario cobra primero.

Leave a Comment





This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Calendario